Le informamos que este sitio web instala cookies propias y de terceros al navegar por sus páginas con el fin de facilitar su navegación y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso e instalación. Acepto más información

¿Qué hacemos?

Nuestro trabajo principal se encuentra siempre a pie de calle.

Localizamos colonias urbanas de gatos y las controlamos: rescate, esterilización, desparasitación, tratamiento de infecciones y lesiones básicas y devolución a la colonia.

Hacerlo así es lo más beneficioso tanto para los vecinos, la sociedad, como para el animal. Leemos en la enciclopedia libre Wikipedia:

« Los gatos asilvestrados pueden vivir solos, aunque suelen formar grupos llamados "colonias". Normalmente las colonias de gatos callejeros se ubican en lugares donde pueden sobrevivir, sea porque los alimentan o por abundancia de roedores. En las colonias ya constituidas es muy difícil que entren gatos nuevos, porque los gatos son animales muy territoriales.

A pesar de que los gatos son animales muy adaptables, y en contra de la creencia popular, su expectativa de vida está reducida en un ambiente hostil. Debido a que los requerimientos proteínicos del gato son altos, es difícil para las colonias en medios urbanos satisfacer sus necesidades alimentarias. Los gatos que viven en la calle son muy susceptibles a enfermedades, atropellos, envenenamientos, etc.

(...) Mientras que las colonias controladas de gatos callejeros mediante el método "Capturar-Esterilizar-Soltar " (En inglés se llama TNR: Trap-Neuter-Return) son beneficiosas para el entorno (control de plagas dañinas como son las ratas o cucarachas), su descontrol da lugar a que los gatos enfermen y procreen sin cesar, lo que a la larga desencadena la eliminación de la colonia por los vecinos o de los propios ayuntamientos. Es interesante hacer notar que, aunque se elimine una colonia, en el plazo de meses otra nueva se habrá establecido en la misma zona.

Numerosas asociaciones y particulares se encargan de forma totalmente altruista de controlar estas colonias. Este control consiste básicamente en proporcionarles alimento seco y agua en zonas que no molesten a la vecindad, y también en ir capturando a todos los miembros de la colonia para su posterior esterilización, identificación, vacunación y chequeos veterinarios. De esta forma el número de gatos de la colonia se mantiene, o incluso desciende, y la calidad de vida de los gatos aumenta.»

Hacemos este trabajo en nuestro tiempo libre invirtiendo nuestros medios y recursos propios, además de las donaciones (en materiales o económicas) de nuestros socios y optando a algunas subvenciones municipales. No perseguimos ningún ánimo de lucro. Trabajamos para el barrio, trabajamos para ti.

Cuando controlamos una colonia urbana, mejoramos la calidad de vida de sus gatos y también la calidad de vida de los vecinos del barrio. Los gatos, ahora estériles, quedan en un número fijo. Nos aseguramos de que estén sanos y no propaguen enfermedades a los demás. Los vecinos, mediante nuestro trabajo, también se benefician de que las colonias sean controladas. Los gatos esterilizados, sanos y alimentados son una garantía de que su barrio estará libre de plagas, ya que se alimentan de ratas, ratones y cucarachas entre otros. Por otra parte, al quedar estériles son mucho menos ruidosos y generarán menos olores, ya que los machos dejan de disputarse a las hembras y de marcar el territorio. Los gatos sanos, para finalizar, son una garantía de salubridad e higiene en el vecindario, al contrario que los gatos con parásitos o infecciones.

 

En algunos casos, cuando detectamos algún gato que por sus circunstancias especiales, como p.ej. un delicado estado de salud, no podría sobrevivir en la colonia urbana a la que pertenece, lanzamos una alerta de acogida/ adopción.

Las casas de acogida son aquéllas que se prestan a tener al animal temporalmente mientras éste encuentra un adoptante. Los adoptantes son las personas que integran al animal necesitado en su vida y su hogar.

 

Para poder hacer esto con éxito te necesitamos. Te sorprenderás de los modos tan sencillos en los que puedes ayudar. Una pequeña aportación de cualquier tipo para nosotros es mucho y nos ayuda a continuar con esta tarea.

Trabajamos por un barrio en el que se viva más a gusto. Nosotros mismos somos vecinos del barrio. Trabajamos por una sociedad más humana en la que todos los seres sensibles, incluso los que no son personas, como los gatos, sean tratados con dignidad y respeto.

Si quieres ayudarnos para seguir adelante: hazte voluntari@, adopta un gato, haz casa de acogida temporal. También necesitamos ayuda material (pienso, mantas etc.)  y económica (donación puntual, socios, teaming 1 € al mes) . Todo es bienvenido.

Asoc. animalista RESCAT Nº de Cuenta: 2100-3050-80-2200173855

IBAN ES36 2100 3050 80 2200173855

Muchas gracias por hacerlo posible!!!

 


Asociación animalista Rescat - Tel. - Contactar - Política de Privacidad Bambú cms